Monologo a dos voces: Ella

Actualizado: 6 oct 2020






Los amantes estamos condenados a volvernos cada día mas feos.

Tú no eres feo,

yo soy fea a veces.

Mi ojo izquierdo es más grande

que mi ojo derecho.


Quiero que llenes mi copa aún vacía.

Tú me gustas...

Me haces sentir...

Sentir es estar distraída


Te sueño,

como soñé a otros tan lejanos,

que se me confunden.


Olvidé sus nombres...

se llamaban nunca.

Recuerdo sus manos,

las tuyas son distintas.


Volví a ver a Elise hoy, pero no supe cómo cogerla...

Le prometí que lo haríamos juntos.



22600 segundos de distancia

Mi ciudad tiene menos letras que la tuya.

Al espacio que existe

entre tú ciudad y la mía

lo llamaremos Lou Con.


Nunca supe pronunciar Mallarme, ni Verlaine, ni Apollinaire...

Es el precio de mis lecturas solitarias

Tú no me conoces,

no sabes nada de mi ciudad

ni de mis dioses.

No conoces ni el dolor

ni la angustia que he habitado.


Hace algo por mí:

deforma mi cara a tu antojo.

Seré una extraña en cualquier reflejo.

Seré tu fea y tú mi feo.


Nuestras noches tan iguales a otra se confunden

Tu noche huye de la mía ,

yo demoro en alcanzarla


Tú me gustas, me haces bien.

Sigilosamente entro en tu cama

toco tu espalda:

he llegado a casa.






53 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo